AIMS Social surge de la voluntad de acercar la música a los colectivos más desfavorecidos de la sociedad del Solsonès: ancianos, enfermos hospitalizados, disminuidos psíquicos, drogodependientes, etc. Para superar la incapacidad de estos colectivos para asistir a nuestros conciertos, AIMS Social se acerca a sus centros de residencia, ofreciendo conciertos en los hospitales, centros para la tercera edad y centros de acogida de la comarca del Solsonès y alrededores.
Además, alumnos y profesores ofrecen micro-conciertos sorpresa en casas particulares que tienen mobilidad reducida, para hacerl vivir el Festival a estos colectivos.
La filosofía es, pues: “si no puedes venir a escucharnos, nosotros nos acercamos a ti”.